Búsqueda personalizada

sábado, 19 de noviembre de 2011

Jornada de reflexión

- Abandono

- Aborto

- Abuso

- Asesinato

- Corrupción

- Desahucio

- Desesperación

- Desigualdad

- Desinformación

- Engaño

- Homofobia

- Humillación

- Indignación

- Injusticia

- Ira

- Maltrato

- Mentira

- Paro

- Pederastia

- Pobreza

- Racismo

- Riqueza

- Sufrimiento

- Terrorismo

- Xenofobia…


Sigo?? Que creéis, que estoy hablando de política?? No, estoy hablando de una realidad.



JUAN TAMAYO SEVILLA

viernes, 11 de noviembre de 2011

El día que murió un presidente

     ESTE POST Y OTROS MAS QUE VENGAN DE POLONIA IRÁN DEDICADOS AL GRAN @tololliteras PORQUE ES UN CRACK Y PORQUE SÉ QUE LE ENCANTABAN LAS HISTORIAS QUE CONTABA CUANDO ESTUVE DE ERASMUS ALLÍ.


     Esta mañana, acordándome de mi estancia en Polonia, se me ha venido a la cabeza un fatídico 10/04/2010, os acordáis que pasó ese día? Muchos dirán, SI!! Fue el día en que el Barça ganó al Madrid 0-2 en el derby de la liga española, con goles de Messi y Pedro (PUTOS CATALANES!!… JAJAJA ¬_¬’) Pues no… en el mundo pasó algo más importante, por lo menos para los que estábamos de Erasmus y nuestros intereses y no fue otra cosa, que la muerte del presidente de Polonia, Lech Kaczyński con todo su sequito, en accidente de avión.

     Pero os pongo un poquito en antecedentes, Kaczyński, ya desde que fuera alcalde en Varsovia, fue un político polémico, por su radical catolicismo unido a la ultraderecha más radical que hicieron que fuera tachado en numerosas ocasiones de sectario y homófobo, también era conocido por su aversión a los homosexuales, prohibiendo una marcha incluso en Varsovia, alegando que “estas paradas persiguen propagar la orientación homosexual”. Como veis, fue todo un personaje, querido y odiado a partes iguales en Polonia, pero el día del accidente, el pueblo polaco, patriótico y sentimentalista donde los haya, pasó como por arte de magia, de haberlo odiado, como os decía por el 60% de la población, a considerarlo héroe nacional el 90% de la población del país.


     Volviendo a mis recuerdos, ese día fue de gran consternación, incluso para los españoles que estábamos allí, nadie podíamos esperar la magnitud de aquella tragedia, pero la vida seguía y los chicos teníamos todo preparado para ver el derby por la noche, sin pensar, ilusos de nosotros, que todo un país se paralizaría y es que, desde ese momento, se decretó luto nacional y se suspendieron todos los eventos deportivos, musicales, culturales y cualquier cosa que oliera a jarana. Nosotros que ya teníamos reservado el restaurante para unas 30 personas llamamos y nos dijeron que por deferencia a nosotros (ya que la mayoría de los restaurantes de allí, comen gracias a los Erasmus) echarían el partido, pero que procurásemos no armar mucho escándalo por respeto a las victimas. La sorpresa por nuestra parte vino, cuando, de los 10 polacos con los que habíamos quedado para ver el partido, 8 denegaron la asistencia por “estar de luto por la muerte de su presidente” a lo que nosotros estupefactos, no pudimos evitar comentar: “Os imagináis que se muere ZP o el Rey?? A buenas horas nos íbamos a poner de luto… al revés, lo que haríamos seria un festón del copón!! jajaja” el resto de la noche ya la sabéis, 0-2 y yo como un cabrón, tuve que aguantar a los “culerdos” (dicho con cariño) que allí habían.


     Varias fueron las consecuencias que nos trajo aquella muerte, yo, que tenía pensado hacer un mini concierto con la guitarra para los Erasmus tres días después, lo tuve que posponer, o mejor dicho, me lo pospusieron por el luto. Otra noche también y pasados varios días después del accidente, estábamos en la cocina de la planta de la residencia celebrando el cumpleaños de ahora no recuerdo quién, esto serían las 23h de la noche más o menos, el caso es que de repente, subió la recepcionista como una posesa dando alaridos, con un periódico en las manos y señalándonos al presidente muerto, según traducciones de polacos allí presentes, nos dijo y omitiré los insultos, que su presidente había muerto, que no teníamos respeto por nada ni por nadie y que lo menos que podríamos hacer era rezar una oración por él y acostarnos como hacía todo el mundo… jajaja, yo pensé: “estos polacos deben de estar locos”


     Y para terminar la última anécdota de estos días me pasó a mí, fue un día después de que muriera el presidente y yo estaba en mi cuarto estudiando… SÍ!! ESTUDIANDO!! QUÉ PASA?? mi madre ya me había dicho antes que me volviera a España, que “a esos” los iban a volver a invadir, a lo cual, lógicamente yo me reí, pero cual fue mi sorpresa que sobre las 12h del mediodía empezaron a sonar por todo Poznan las alarmas de toque de queda. Sería imposible describiros lo desagradable que es el sonido y los pelos del cuerpo como se me pusieron, yo me asusté y pensé: “al final mi madre va a tener razón y todo” y bajando corriendo a la recepción, pregunté que cuanto tiempo tenía para abandonar el país antes de que los tanques entraran a la ciudad, a lo que la recepcionista con una sonora carcajada, no era para menos, los andaluces somos así de exagerados, me dijo que no nos preocupáramos, que esa alarma era para avisar a todo el mundo de que se iba a hacer un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del accidente y que era un momento muy emotivo, os podréis imaginar que mi alivio fue supremo. Y efectivamente, lo fue, al día siguiente me asomé a la ventana, para ver “el espectáculo” y para que os hagáis una idea, una avenida como las Ramblas de grande, todo lleno de gente, coches y tranvías… un hormiguero, vamos, pues al toque de sirena, todos, absolutamente todos, estuvieran donde estuvieran, paraban para rezar, coches incluidos, fue impresionante verlo, porque no movieron ni un músculo durante el tiempo que estuvieron parados, fue un homenaje bonito.


     En fin, esta entrada se me ha hecho más larga de lo que yo esperaba, pero es que el periplo por Polonia fue como para hacer dos quijotes.


     Otro día contaré más anécdotas sobre ese gran país, al cual, hoy día, aún sigo llevando en el corazón.



JUAN TAMAYO SEVILLA

Se ha producido un error en este gadget.